Europa,  Italia

Ruta en coche de 4 días por la Toscana

¡Qué preciosa es la Toscana! Estamos convencidos de que la ruta por la Toscana es uno de los Road Trips más bonitos que se pueden hacer en Europa, junto a, por ejemplo, el Road Trip por la costa de Portugal. ¿Cuantas veces nos hemos maravillado con los paisajes de película de la Toscana? Nos atrevemos a decir que alguna vez os habéis imaginado tomando una copa de vino entre viñedos o conduciendo una vespa por algún pueblecito de esta región italiana. Si alguna vez lo habéis soñado o imaginado y estáis pensando en ir a la Toscana, este es vuestro post. Si no tenéis ni idea de lo que es la Toscana, ni de donde está, este también es vuestro post. Estamos convencidos de que te vamos a convencer, porque a nosotros, igual que a vosotros, nos flipa viajar y nos flipa la Toscana. ¡Vamos allá! 

Nuestro día a día en la Toscana

Nuestro viaje consistió en un Road Trip de 4 días por la Toscana, recorriendo pueblecitos con encanto, algunas ciudades como Pisa o Florencia, disfrutando de la buena gastronomía de la región (ni pasta ni pizza) y maravillándonos con los paisajes que nos regaló este lugar tan especial.

Aunque nosotros volamos a Bolonia (por precio y horarios), hay otros aeropuertos que os pueden ir bien, como el de Pisa o el de Florencia. Del aeropuerto de Bolonia a Florencia, que sería donde podríamos empezar y termina la ruta por la Toscana, hay aproximadamente una hora y media en coche. Dicho esto, os presentamos nuestra ruta de 4 días por la Toscana:

Es verdad que con algún día más hubieramos ido a Siena, que dicen que es muy bonito, pero preferimos ir a más pueblos y ver la Toscana más rural que no otra ciudad. ¿Os gusta el plan? ¡Vamos a desmenuzar un poquito los días!

Día 1: Montepulciano, Pienza, Sant'Antimo y Montalcino

A simple vista todos los nombres de los pueblos suenan igual. Tendréis que estudiarlos muy bien para no confundirlos. El primer día hicimos bastantes kilómetros, pero nos gusta conducir, y más si es por carreteras tan preciosas como las de la Toscana.

Después de aterrizar temprano en Bolonia y coger las llaves de nuestro bonito Fiat Cincuecento alquilado, nos dirigimos hacia Florencia, a una hora y media de Bolonia. Aunque no paramos en la ciudad, este sería el punto de inicio de nuestra ruta por la Toscana.

Montepulciano

A una hora y media de Florencia nos encontramos este precioso pueblecito, que es el punto más al sur al que llegamos. Este pueblo es el típico pueblo que se os viene a la cabeza cuando pensáis en la Toscana: encima de una colina, aspecto medieval, puertas y balcones decorados con flores. Una preciosidad. 

Además de ser la localización elegida para grabar unas escenas de la saga Crepúsculo, Montepulciano también destaca por sus vinos y por una plaza que alberga su catedral, construida entre los siglos XVI y XVII.

Pienza

A 20 minutos de Montepulciano nos encontramos Pienza, uno de los pueblos más bonitos que veremos en nuestra ruta por la Toscana. Destaca el Duomo, una catedral bastante imponente, y sus callejuelas tan típicas de esta zona italiana. Además, os recomendamos comer en este pueblo, para ser más concretos en el restaurante Sette di Vino, un local con comida típica de la Toscana muy muy buena. Dicho esto, no os esperéis poder pediros unos espaguettis a la boloñesa; en la entrada tienen un cartel que no ofrece lugar a dudas: «No pasta, no pizza, no capuccino». Una delicia de pueblo y una delicia de restaurante.

Abazzia Sant Antimo

Después de disfrutar de 33 kilómetros de paisajes preciosos, llegamos a la Abadía de Sant Antimo, construida en el año 750. Este no es un lugar muy turístico por lo que es muy fácil que estéis solos. Se respira una paz increíble y es un lugar perfecto para parar, respirar y simplemente, observar.

Montalcino

A poquitos kilómetros llegamos a Montalcino, otra pequeña ciudad amurallada en la cima de una colina con unas vistas increíbles a las innumerables hectáreas repletas de viñedos. Aunque no estuvimos mucho tiempo en esta ciudad porque estaba anocheciendo, nos dio suficiente como para visitar la Fortezza di Montalcino y dar un corto paseo por sus calles. Pero lo mejor estaba por llegar ya que el trayecto hacia nuestro hotel nos regaló una puesta de sol de escándalo. 

Nos alojamos a 50 kilómetros de Montalcino, ya más cerca del inicio de nuestra ruta del día siguiente. Elegimos la villa Podere Lornanino, y no pudimos elegir mejor. Una villa maravillosa con un desayuno excelente. De todos modos, deciros que si cenáis allí, preparad el bolsillo. Es caro y las cantidades son pequeñas.

Día 2: Monteriggioni, San Gimignano, Volterra

El segundo día de nuestra ruta por la Toscana lo empezábamos en Monteriggioni y lo terminaríamos en la famosa Pisa. Pero hasta llegar a la ciudad de una de las torres con más fotografías ridículas del mundo, nos pararíamos en una de las poblaciones estrella de la Toscana: San Gimignano. Y aún tendríamos tiempo de tomar un café en Volterra. ¿Queréis saber cuatro cosillas de estos pueblos? Seguro que sí. ¡Vamos!

Monteriggioni

¡Qué sorpresa tan agradable Monteriggioni! Puede que sea el pueblo más pequeño que hemos estado nunca, pero es precioso. Un pueblo circular, amurallado, con una plaza central y cuatro calles contadas. Pero de una belleza increíble. Uno de los sitios que se deben visitar si se hace una ruta en coche por la Toscana.

San Gimignano

Podríamos decir que San Gimignano es el pueblo más conocido de la Toscana. ¿Os suena una foto de un pueblo con 7 torres altas? Eso es San Gimignano. Y aunque muy turístico y, seguramente repleto de gente, vale mucho la pena visitarlo. Así que no puede faltar en nuestra ruta por la Toscana.

No os vamos a hacer una master class de historia, porque ni somos historiadores ni queremos llenar el blog con fechas y datos relevantes (hay muchos blogs muy muy buenos si os interesan estos datos) pero queremos explicar solo una cosilla histórica del pueblo: actualmente quedan 15 torres de las 72 que llegó a haber y la altura de estas era para demostrar quién era la familia más rica del pueblo. Lo que ahora hacemos con los coches antes lo hacían con las torres. Sabéis la expresión «¿A ver quién la tiene más grande?», pues en San Gimignano la llevaban al pie de la letra; con las torres, obviamente.

Por cierto, en San Gimignano encontraréis la heladería Dondoli, premiada muchos años como la mejor heladería del mundo. Nosotros hicimos cola y lo probamos. Muy rico pero sinceramente, no supimos distinguir el mejor helado del mundo de otro buen helado.

Volterra

La penúltima parada de nuestro segundo día por tierras italianas fue Volterra. A unos 40 minutos de San Gimignano (insistimos en que lo mejor de la Toscana es disfrutar los paisajes mientras se conduce) nos encontramos con está ciudad, que sin ser la más bonita de todas, merece un paseo y un par de horas de atención. Y no nos malinterpreteis; cuando decimos que no es la más bonita de todas no es que no sea bonita, es que el listón está tan alto que cuando has visitado muchos pueblos de excelente, si encuentras un notable te parece poco. Pero insistimos, recomendamos pasear por Volterra y aprovechar para estirar las piernas y tomarnos un vino o un café (dependiendo de los gustos) antes de conducir hacia Pisa.

La noche la pasamos a las afueras de Pisa, en el hotel B&B Live09 Design. Es una muy buena opción si se va en coche, ya que para llegar a Pisa lo necesitarás si no quieres andar más de una hora. Un hotel nuevo, moderno, desayuno muy bueno y todo por unos 80 euros.

Día 3: Pisa, Lucca, Pistoia

El tercer día de nuestra ruta por la Toscana lo dedicamos a visitar Pisa y Lucca. De Pistoia no pudimos visitar mucho, pero lo que pudimos ver (de noche) nos gustó bastante. Seguramente el ambiente festivo que había por las calles a cause de la fiesta mayor, ayudaron mucho. Pero, como dijo Jack el Destripador, vamos por partes.

Pisa

Demasiado alternativos hubiéramos sido si al visitar Pisa no hubiéramos ido a ver una de las torres más conocidas del mundo: la Torre de Pisa. De hecho, no hicimos mucho más en Pisa que pasear por la zona de la torre y la Piazza del Duomo. Pisa no tiene mucho más que el Duomo y su torre, pero tenemos que decir que es maravillloso. Impresiona mucho ver esa torre torcida, aunque creednos, impresiona más ver a todos los turistas intentar hacerse la típica foto aguantando para que no caiga la torre. Bromas a parte, es una zona para estarse un par de horas buenas.

También es chulo callejear por las estrechas calles del casco antiguo, pero si venís de pueblos como Volterra o San Gimignano, Pisa no os impresionará mucho. Dicho esto, vale la pena pasar como mínimo medio día en esta ciudad. 

Lucca

A tan solo 30 minutos de Pisa y ya en dirección a Pistoia, pueblo donde pernoctaríamos, nos encontramos Lucca, una pequeña y preciosa ciudad rodeada de altas murallas. A diferencia de Pisa, Lucca es para andarla toda, observando todos los detalles de los edificios, iglesias y calles de la ciudad. 

Una de las vías principales de Lucca, la Vía Fillundo, nos conduce hasta la conocida Piazza dell’Anfiteatro, una plaza con forma elíptica que nos recuerda, evidentemente, a un anfiteatro. Actualmente es una de las plazas más animadas de la ciudad, llena de restaurantes, tiendas y heladerías.

Otra visita que os recomendamos en Lucca es la Torre delle Ore, la torre más alta de la ciudad. Por 4 euros podréis subir y observar las mejores vistas de Lucca y así, aprovechar para quemar esas calorías ganadas con los riquísimos helados que seguramente habréis engullido durante el viaje.

Pistoia

A menos de una hora de Lucca, nos encontramos con la ciudad donde hicimos noche: Pistoia. Como hemos comentado antes, no pudimos visitarla tanto como nos hubiera gustado, ya que se había hecho de noche y el día siguiente lo queríamos aprovechar para visitar Florencia. De todos modos, lo que vimos, nos gustó. Más que una ciudad, Pistoia es un pueblo grande. Tuvimos la suerte de que eran las fiestas del pueblo, por lo que pudimos disfrutar de música en directo y mucho ambiente nocturno. Destacar, como en casi todas las ciudades, la Piazza del Duomo.

Pero lo que más recordamos de Pistoia es la villa en la que dormimos. ¡Qué pasada! La Villa Parri Residenza D’epoca es un sitio para quedarse varios días, para descansar, comer, leer, no hacer nada. Qué maravilla de sitio, nos encantó. Lástima que solo pudiéramos pasar una noche y no pudiéramos disfrutarlo más. Lo recomendamos al 100%. os dejamos una foto de las vistas desde la villa.

Día 4: Florencia

Y llegamos al último día de nuestro Road Trip por la Toscana, que lo dedicamos íntegramente a Florencia y a conducir hasta el aeropuerto. Recordad que nuestro vuelo salía desde Bolonia, por lo que tuvimos que sumar una hora y medía de más que vosotros, si voláis a Florencia, podréis aprovechar para estar más tiempo en la capital de la Toscana.

Florencia

Florencia es una de las ciudades italianas más conocidas a nivel mundial, y no solo destaca por su belleza arquitectónica si no que también lo hace a nivel artístico y por ser considerada una de las ciudades más románticas del mundo. Dicho esto, y poniendo sobre la mesa que mucha gente le dedica un fin de semana entero a esta ciudad, nosotros no disponíamos de ese tiempo por lo que visitamos los puntos más importantes en poquito más de medido día. Y nos fuimos satisfechos. Nos atrevemos a decir que nos fuimos con una idea clara de lo que es Florencia. Claro está que si queréis visitar museos y dedicarle tiempo a visitar iglesias necesitaréis más tiempo.

Antes de aparcar para visitar el centro histórico fuimos al mirador más conocido para disfrutar de unas vistas espectaculares. Este mirador se encuentra en la Piazzale Michelangelo. Podéis llegar en coche y aparcar cerca. Es un sitio perfecto para ver la ciudad desde las alturas.

Una vez aparcado el coche en el centro, el consejo que os damos es andar. Os iréis encontrando multitud de iglesias, esculturas… la calle está llena de arte. En la Piazza della Signora, una de las plazas más importantes de la ciudad, encontraréis replicas de famosas esculturas de artistas como Donatello o Miguel Angel. Pero si por algo es conocida Florencia es por su Ponte Vecchio, un puente lleno de casitas que ahora son pequeñas tiendas de joyas y relojes, y por la Piazza del Duomo, donde encontramos la Catedral de Florencia, una de las catedrales más espectaculares del mundo sin lugar a duda.

Florencia es una ciudad, como comentábamos antes, repleta de edificios y obras dignas de ser vistas. Si os gusta el arte y disponéis de más días os recomendamos que paséis como mínimo un par de días. Pero si vuestro Road Trip es de 4 días, os aseguramos que en medio día largo podéis quedaros maravillados con lo que ofrece una de las ciudades más bonitas del planeta.

Por la tarde solo tuvimos tiempo de conducir una hora y media hasta el aeropuerto de Bolonia, agradecer a nuestro pequeño Fiat Cinquecento las horas de placer visual que nos había regalado y montarnos en el avión que nos devolvería a nuestra querida Barcelona.

Con este post esperamos sinceramente haberos animado a realizar un Road Trip precioso y totalmente recomendable y sobretodo haberos contagiado nuestras ganas de viajar y seguir descubriendo mundo. Estamos convencidos de que así será porque a nosotros, igual que a todos vosotros, ¡Nosflipaviajar!

2 Comentarios

  • Alex

    Hola! He encontrado este blog buscando info sobre el viaje que haré este verano. Me parece un buen artículo sobre la Toscana, me interesa especialmente la ruta de los dos primeros días y Florencia… Tienes todavia más detalles sobre estos parajes? También en el aspecto gastronómico, me gustaría conocer los platos típicos más espectaculares de la zona. Te estaré muy agradecido.

    Por cierto, deberías ubicar la casilla de verificación de Bots debajo del campo de texto de comentarios, justo antes del botón «Publicar el comentario» porque se caducca la verificación antes de acabar de escribirlo y tienes que volver hacia atrás jeje

    • cbarba

      Hola Alex!
      Gracias por tu feedback y gracias por recordarme lo de la casilla de verificación de Bots.
      Respecto a tu viaje a la Toscana, te va a encantar! Toda la información que tengo está escrita en el post; yo lo que te recomiendo es que, a lo que gastronomía se refiere, te olvides de la pizza y la pasta, y que te dejes recomendar por el camarero o el que lleve el restaurante. No puedes dejar de probar las bruschettas 😉
      Espero que lo disfrutes mucho!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *