España,  Europa,  General

Ruta por Mallorca: 4 días de playas y paisajes increíbles

Sin haber comprobado números, tenemos la sensación de que Mallorca es, de todas las Islas Baleares, la menos visitada por los turistas. Cuando alguien de la península piensa en las Baleares piensa en la fiesta de Ibiza, las calas de Menorca, el postureo (sin quitarle mérito a la belleza increíble de la isla) de Formentera… pero Mallorca queda como rezagada. Pero nada más lejos que la realidad, porque Mallorca es fascinanteSus calas, sus montañas, su gastronomía, su todo hace de Mallorca el destino perfecto, con permiso de sus hermanas pequeñas que también son preciosas, para hacer una escapada de 3 o 4 días. Y nosotros os queremos contar qué hicimos y cómo lo hicimos en nuestra ruta por Mallorca. 

Así que si estás pensando en Mallorca como destino o simplemente aún no sabes donde ir pero tienes 3 o 4 días libres, ve a la cocina, hazte un café y siéntate cómodo o cómoda. Te aseguramos que con un café tendrás suficiente para leer este post. ¡Vamos allá!

Mallorca: la ruta

Mallorca es una isla que la puedes recorrer en un fin de semana, en una semana o en un mes. Evidentemente dependerá del tiempo que tengas y del que quieras dedicarle, pero nosotros recomendamos unos 5 días para ir bien. Dicho esto nosotros estuvimos 4 días (no era por falta de ganas) y podemos decir que tuvimos tiempo a casi todo.

Nuestro plan, para que os situéis, trataba en alquilar un coche y recorrer la isla parando en los puntos más chulos. Como punto chulo también consideramos las diferentes playas; esto quiere decir que parte de nuestro tiempo lo pasamos tumbados al sol o refrescándonos en el mar. ¡Es parte del viaje! Así que a modo de resumen, aquí podéis ver lo que hicimos:

El hotel lo teníamos en Cala Millor, en la costa este de la isla, por lo que nos centramos más en esa parte de Mallorca, que por otra parte es donde están las mejores playas. Nuestro hotel, Hotel Santa María, era más que correcto, con piscina, terraza, en el centro de Cala Millor y con aparcamiento fácil en la calle. Eso sí, claro, nosotros esta ruta por Mallorca la hicimos un fin de semana a principios de junio. Seguramente que en julio y agosto está a reventar de gente. 
 
A la pregunta ¿qué es mejor, un solo hotel o Ir cambiando de hotel a medida que se hace la ruta? Nuestra recomendación es que si vas a estar 4 o 5 días, que te busques un hotel en alguna zona que quede «cerca» de la mayoría de lugares que quieras visitar y te quedes todas las noches en el mismo. Si vas a ir una semana o más, puede ser una buena idea alojarse unos días en la costa este y otros días en la costa oeste.

Y dicho esto, ¡empezamos!

Día 1: Norte de Mallorca

Después de menos de una hora de avión aterrizamos en el aeropuerto de Palma de Mallorca. Era sábado a las 9 de la mañana y ya estábamos allí. Poquito después ya habíamos recogido nuestro coche alquilado con Gold Car, por solo 80 euros con seguro a todo riesgo incluido para 4 días. Suena raro, pero sí, el coche nos costó 27 euros (7 euros por día) y el seguro 53 euros; en total, 80. Así que, justo después de configurar el bluetooth para el Spotify, empezamos la ruta por Mallorca.

El primer día lo dedicamos al norte de Mallorca. Nuestra idea era ir a Sóller y al Port de Sóller porque habíamos leído que era precioso, pero la carretera larga de curvas nos hacía perder mucho tiempo por lo que decidimos ir directo al norte. Si tenéis tiempo os recomendamos toda la zona del Port de Sóller ya que se ve que es preciosa y poco turística. Estamos seguros que la próxima vez que hagamos una ruta por Mallorca, esa será nuestra primera parada.

Cala Sant Vicenç

Cerca del Port de Pollença, a poco más de 10 minutos, nos encontramos la primera playa de nuestra ruta por Mallorca: cala Sant Vicenç. Es de fácil acceso ya que puedes dejar el coche en la calle y bajar andando en menos de 2 o 3 minutos. 

Esta cala destaca por ser muy tranquila, con turismo familiar, ya que está alejada de la zona más turística y además no tiene muchos servicios. Algún que otro restaurante y un gran hotel, y ya. El agua es cristalina y la arena no es fina, más bien son piedras, así que para entrar al agua os aconsejamos llevar unas chanclas como mínimo.

Platja de Formentor

Después de comer un muy buen tumbet (plato típico de Mallorca a base de verduras) fuimos hacia la playa más turística de la zona: la Platja de Formentor. Para llegar a esta playa se debe subir y bajar un puerto de montaña, pero en 15-20 minutos máximo se hace. Además, desde lo alto del puerto nos encontramos el mirador de Es Colomer, donde podréis ver desde las alturas unas vistas increíbles.

La Platja de Formentor es muy diferente a las otras playas de la isla. Es una playa kilométrica, de arena blanca y agua cristalina, donde la vegetación llega a menudo hasta el agua. Al ser turística, si vais en época alta es posible que os cueste encontrar sitio. Es muy fácil llegar en coche y aparcar, pero el aparcamiento es de pago. Nosotros estuvimos poquito más de una hora y nos fuimos hacia nuestra siguiente parada: Cala Figuera.

Cala Figuera

¡Alucinante! Esta cala es una pasada por varias razones. La primera es porque fácilmente estarás solo. Es muy poco turística. El motivo de que sea poco turística es otra de las razones por lo que Cala Figuera es tan especial. El acceso es complicado. Arriba del todo hay un parking de arena y desde allí se empieza una caminata de unos 20 minutos hasta llegar a la cala. Os recomendamos buen calzado, no chanclas de dedo.

Pero el esfuerzo vale la pena. El agua cristalina, los acantilados y las cabras montesas que os encontraréis a pie de agua hacen que este sea uno de los paisajes más espectaculares de la isla. Ahora bien, prepararos, porque la subida hacia el coche es dura.

Far de Formentor

¿Y qué mejor manera de acabar el día que ver el anochecer en el Far de Formentor? La carretera es increíble y los paisajes desde el faro son realmente una pasada. Por cosas como estas ¡nos flipa viajar!

Después de ver semejantes paisajes, nos fuimos hacia Cala Millor, donde estaba nuestro hotel. Una hora  y media después llegábamos, ya pensando en el día siguiente y en las playas y paisajes que veríamos. ¿Nos acompañáis?

Día 2: Sureste de Mallorca

El segundo día de nuestra ruta por Mallorca lo dedicamos al sureste de la isla y recorrer algunas de sus playas y calas más bonitas. En total nos dio tiempo para cuatro playas, por lo que dejamos una de las playas más desconocidas y menos turísticas para el día siguiente.

Caló des Moro

Esta es la típica cala de postal. Seguramente es la cala que habéis visto en la mayoría de las fotos de Mallorca. Su agua cristalina, la forma de la cala (un entrante estrecho y espectacular de agua) y el paisaje que le rodea hace de Caló des Moro un must para cualquier que vaya a Mallorca. Dicho esto queremos comentar varias cosas.

Se puede llegar en coche pero se debe aparcar un poco lejos. Se ha habilitado un parking (en junio era gratis) a unos 20 minutos de la playa. Una vez aparcado el coche se debe andar unos 10 minutos por camino asfaltado y otros 10-15 minutos por montaña, bastante fácil, hasta la playa. Tenemos que decir que nos parece estupendo que se haya prohibido llegar en coche para así evitar una gran masificación de la zona.

Otra cosa: es una cala preciosa para mirar y hacer fotos, pero no tan cómoda para tomar el sol y bañarse, como mínimo cuando nosotros estuvimos. Puede que por la marea alta o por algún desprendimiento, no había apenas arena. Además, había mucha gente. Y eso que era principios de junio. Por ello os recomendamos que no vayáis con la intención de quedaros mucho rato.

De todos modos, como podéis ver en las fotos, Caló des Moro es una auténtica pasada y, además, esta bien cerquita de la que fue nuestra siguiente cala: Cala s’Almoina.

Cala s'Almoina

A 10 minutos andando de la Cala des Moró nos encontramos esta maravilla. Dicen que también se llena de gente, es posible, pero cuando fuimos nosotros estábamos absolutamente solos. Seguramente en julio y agosto hay más gente, pero a principios de junio la cala estaba así:

Después de disfrutar de la soledad y del agua cristalina y fresca, volvimos andando hacia el coche para ir a la siguiente cala, la también conocida cala Mondragó.

Cala Mondragó

Más que una cala podríamos decir que es una playa. La Cala Mondragó está a unos 20 minutos del parking de la Cala des Moró. El acceso es muy fácil y se puede aparcar en un parking por 5 euros todo el día. La playa, también con agua cristalina, tiene muchas más facilidades que las otras calas de la zona: restaurante, alguna tienda, socorrista, acceso para minusválidos, sombrillas… Es una playa mucho más familiar pero nos sorprendió muy gratamente. Una muy buena playa.

Cala Anguila

Después de comer de picnic en una area de descanso de la carretera nuestra intención era ir a Cala Varques, una de las joyas vírgenes de Mallorca, pero el gps nos volvió locos y al final desistimos y lo dejamos para el día siguiente. Luego os contamos cómo se llega. Y terminamos en Cala Anguila. Y bueno, ni bien ni mal. Es una buena playa para pasar un rato, pero demasiado turística, mucha gente. Además nos encontramos unos personajes (tres chavales sacados de MHYV) con música a tope, bebiéndose cubatas de litro y fumando en una cachimba sustancias que no tenían la pinta de ser muy legales. Eso hizo que no disfrutáramos mucho de la playa. Así que esta no sería una de las imprescindibles de la ruta por Mallorca.

Día 3: Cala Varques y otras calas de Mallorca

La verdad es que este día lo queríamos dedicar a varias playas del noreste de Mallorca, pero al no haber podido ir a Cala Varques el día anterior, preferimos empezar por esa cala y después, si teníamos tiempo y ganas, ya nos pasaríamos por alguna del norte. Incluimos cala Varques aquí ya que formó parte del tercer día, pero os vendrá de paso cuando vayáis a las playas del día anterior. Simplemente mirar en Google Maps dónde se sitúa para haceros vosotros mismos el planning más conveniente. Dicho esto, ¡vamos allá!

Cala Varques

Cala Varques es una de las calas más especiales de las que fuimos por varios motivos. Para empezar es una cala totalmente virgen, ni un restaurante, ni un chiringuito, nada de nada de nada. Arena, vegetación y agua. Además está rodeada de acantilados por los que podréis pasear y tener unas vistas preciosas de la cala. 

Por último, y también dependiendo de la época del año y de la hora del día, es muy posible que os encontréis muy poca gente. Nosotros solamente encontramos una pareja que había dormido allí y al cabo de un rato vino una familia con una niña. Cuando nos íbamos ya nos cruzamos con un grupo de amigos, por lo que recomendamos ir temprano para estar solos.

Parte de la culpa de que no esté masificada es el «difícil» acceso. Se debe dejar el coche en un pequeño aparcamiento que hay tocando la carretera. Aquí os dejamos un pequeño mapa para saber donde dejar el coche y qué camino coger.

Una vez aparcado el coche en el parking donde solo caben 5 o 6 coches, debéis andar unos 5-10 minutos por la carretera hasta llegar al camino. Hace un tiempo se podía entrar con el coche al camino pero ahora hay una valla. Después de andar por un camino recto durante 10 minutos más, encontraréis una puerta y una pared. Aunque hay señales de que allí no se puede pasar, encontraréis un agujero en la pared por donde podéis pasar. Todo el mundo lo hace, es mentira que sea una propiedad privada. Y desde allí empezaréis otro camino de tierra de unos 15 minutos más hasta llegar a la cala. En total es aproximadamente media hora desde el coche, unos 2.5 kilómetros.

Si vais temprano podréis disfrutar de una playa totalmente virgen y solitaria y de una caminata por los acantilados que estamos seguros que os encantará.

Otras playas de Mallorca

Mallorca es la isla más grande de las Baleares, por lo que tiene muchísimas playas, y muchas de ellas son impresionantes. Por motivos obvios, nosotros no tuvimos tiempo de visitarlas todas, por lo que os hemos escrito nuestras opiniones de las que sí que pudimos disfrutar. Dicho esto, os queremos dejar una lista con algunas de las playas más conocidas de la isla. Es posible que vosotros seáis más afortunados que nosotros y tengáis más tiempo para disfrutar de vuestra ruta por Mallorca.

Aquí van unas cuantas: Es Trenc, Cala Agulla, Camp de Mar, playa de Ses Dones, Cala Mendia, Cala Estreta, Cala de Deia, playa de Cala Clara, playa de San Telmo, Cala Gran, Cala Esmeralda, playa Son Serra de Marina, Cala Estellencs, Cala Mesquida, Cala es Caragol, Cala Es Màrmols, Cala Es Carbó, Arenal de Sa Canova o Cala Pi.

No es nuestra intención estresaros con tanta playa, os podemos asegurar que si vais a las playas que nosotros fuimos os iréis de la isla con la sensación de haber visitado uno de los lugares más maravillosos del país sin ninguna duda.

Día 4: Palma de Mallorca

Nuestro vuelo de vuelta salía al mediodía, por lo que quisimos aprovechar la mañana para pasear por la capital, Palma de Mallorca. Realmente no hicimos nada especial más que andar por sus calles y observar la espectacular Catedral de Palma; es realmente preciosa.

Lo que sí que os queremos recomendar es que desayunéis o merendéis en Can Joan de S’aigo. Allí podréis probar unas ensaimadas brutales con un chocolate a la taza escandaloso. De verdad, si podéis id. Está en el centro de Palma y es un local bastante grande, por lo que seguro que encontráis sitio.

Y con esto finalizó nuestra escapada a Mallorca. Con este post solamente os hemos querido dar una idea de qué hacer en una ruta por Mallorca durante 3 o 4 días pero evidentemente hay muchas más cosas de las que podéis disfrutar. A nosotros nos quedó pendiente sobretodo la parte del Port de Sóller y de la Serralada de la Tramuntana y algunas playas del sur de la isla y del norte. Creemos sinceramente que lo que nos quedó por ver da para otro viaje de 4 días a Mallorca por lo que estamos seguros de que repetiremos.

Esperamos haberos animado a visitar esta isla y os recordamos que tenéis stories de nuestra escapada a Mallorca y a muchos más sitios en nuestro Instagram, @nosflipaviajar. Estaremos encantados de contestaros cualquier pregunta que tengáis ya sea por privado o como comentario de cualquier foto. Y si os molan los Rad Trips, os aconsejamos también el Road Trip de 4 días por la Toscana y el Road Trip de 6 días por la costa de Portugal. ¡A viajar!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *